Las titulaciones con más futuro

Archivelero

V.I.P.

¿Hacia dónde dirijo mi futuro laboral?
Las carreras con más salidas profesionales
61623; Más de 200.000 estudiantes están a punto de decidir su futuro profesional una
vez se publiquen las notas de corte de la Selectividad.
61623; Un año más, Administración y Dirección de Empresas, Ingeniería Industrial,
Medicina y Económicas son las carreras con más salidas profesionales.
61623; Las titulaciones relacionadas con la construcción siguen acumulando
descensos: representan el 7,5% de la oferta dirigida a titulados en ingenierías y
arquitectura, un descenso muy importante si tenemos en cuenta que hace sólo
dos años se situaban en el 17,56% de la oferta de empleo.
61623; Casi la mitad de las ofertas empleo cualificado requirieron una titulación
universitaria, lo que demuestra que los universitarios siguen teniendo más
posibilidades de inserción laboral que el resto de trabajadores.
61623; Seis carreras presentan déficit de titulados para cubrir las ofertas de empleo del
mercado laboral: las Ingenierías de Industriales, Informática y Caminos,
Medicina y Económicas.
61623; La vocación y las salidas profesionales son los principales factores a la hora de
elegir el futuro profesional.
61623; Especializarse en un campo muy concreto relacionado con las tendencias más
actuales del mercado, puede permitir satisfacer tanto la vocación como el poder
ponerla en práctica en un trabajo.
61623; Adecco Professional presenta 10 consejos para ayudar a elegir el futuro
profesional.

Madrid, 20 de junio de 2010.- En las próximas semanas, más de 200.000 alumnos en toda
España se enfrentarán a una de las decisiones más importantes de su vida tras la publicación de las notas de las Pruebas de Acceso a la Universidad (P.A.U.), la de elegir su destino profesional. Una vez que conozcan su nota, llegará el difícil momento de elegir la titulación que les gustaría cursar y que, inevitablemente, marcará su trayectoria profesional. Por ello, Adecco Professional, la división del Grupo Adecco especializada en selección de perfiles cualificados, ofrece un análisis de las titulaciones con mayores salidas profesionales en la actualidad y una
guía de consejos para tener éxito a la hora de tomar tan importante decisión.
Éste es el segundo año en que se celebra la nueva P.A.U., la antigua selectividad, adaptada a las directrices del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) en las que se valora, además de la formación académica obtenida en el bachillerato, el conocimiento de idiomas y otras habilidades necesarias para el desarrollo de la carrera profesional.
La posesión de una titulación no es garantía de empleo, pero sí es un factor destacado por las empresas a la hora de seleccionar a sus empleados. Según Adecco Professional e
Infoempleo, en 2010 de las más de 198.500 ofertas de empleo cualificado a las que
tuvieron acceso, casi la mitad requirieron una titulación universitaria concreta, lo que
supone que los universitarios siguen liderando la oferta de empleo cualificado. Por debajo de las ofertas para este tipo de titulados, un 21,2% del total requieren titulados en Formación
Profesional o bachillerato, mientras el 32,5% de las ofertas no especifica cualificación. La formación, por tanto, continúa siendo un criterio de selección muy importante dentro de las empresas.
Este interés general de las compañías por la formación de sus futuros empleados se
acrecienta aún más en época de crisis, constituyendo para los candidatos un factor clave, no sólo como vía de acceso al mercado sino también como garantía de empleo.
El mayor o menor atractivo que puede alcanzar una titulación concreta en el mercado laboral, es decir, su empleabilidad, depende de varios factores que deben concurrir simultáneamente, como la relación entre el tipo de estudios y los puestos ofertados en ese momento, el equilibrio entre la oferta y la demanda de titulados en esa área o el grado de experiencia acumulada porel candidato. A pesar de ello, en general, en épocas de bonanza económica las empresas encuentran más dificultades para encontrar candidatos cualificados que en épocas de crisis, cuando la oferta de estos profesionales disponibles ha llegado casi a triplicarse. El tipo de titulación determina su proyección profesional, haciendo que tenga un mayor o menor atractivo en el mercado laboral.
Por ejemplo, en los años previos a la crisis las titulaciones universitarias vinculadas al sector de la construcción figuraban en las primeras posiciones, una situación muy
distinta a la actual, en la que la demanda empresarial se decanta por titulaciones
vinculadas a la industria, la empresa y la economía, y en menor medida, las titulaciones
de la rama sanitaria.

Titulaciones con más salidas profesionales
De las 198.500 ofertas analizadas por Adecco Professional e Infoempleo correspondientes a
2010, las que correspondían a titulados universitarios representaron el 46,13% del total, lo que supone un ligero retroceso con respecto al año pasado en el que fueron el 47,27%. Igual suerte corrieron aquellas que demandaban trabajadores con Bachillerato, FP o equivalente, mientras que aquellas ofertas en las que no se especificaba titulación aumentaron del 31,41% de 2009 hasta el 32,57% actual. Estos datos permiten establecer que, pese a la crisis económica, los titulados universitarios siguen teniendo más posibilidades de inserción laboral que el resto de trabajadores.
Pero ¿cuáles son en estos momentos las titulaciones con más salidas laborales? ¿Qué carrera puede garantizar, a priori, una mayor inserción laboral al terminar los estudios? Si bien es cierto que no existe una respuesta categórica para las anteriores preguntas, sí se puede afirmar que Administración y Dirección de Empresas (ADE) se vuelve a erigir como aquella con mayores probabilidades. Así, del total de las ofertas analizadas, un 2,79% correspondió a estos titulados, cifra que asciende hasta el 6,04% si consideramos sólo a los tituladosuniversitarios.
Tras ella, los Ingenieros Industriales y los Ingenieros Técnicos Industriales acapararon el 2,65% y 2,22% de las 198.500 ofertas, representando a su vez el 5,75% y el 4,81% del total de titulados universitarios.

Económicas y Medicina figurarían en el cuarto y quinto lugar del ránking de titulaciones con más salidas profesionales. La primera de ellas acaparó el 2,2% del total de ofertas analizadas en 2010, mientras que Medicina representó el 1,81%. Si tomamos como referencia sólo las ofertas destinadas a universitarios, Económicas representaría el 4,78% del total, frente al 3,92% de Medicina.
Cabe destacar que, con respecto a 2009, las cuatro primeras posiciones del ránking han visto disminuir levemente sus porcentajes: ADE representaba el 3,10%, Ingeniería Industrial el 2,98%, la versión Técnica el 2,84% y Economía el 2,44%. Sin embargo, Medicina es la única en la cabeza que aumenta su porcentaje pasando del 1,59% al 1,81% de las ofertas, y del 3,36% al 3,92% si atendemos sólo a las ofertas dirigidas a titulados universitarios.
El resto de titulaciones universitarias que recibieron mayor número de ofertas de empleo en universitarios.

En el anexo final de este informe se pueden consultar las titulaciones más demandadas por
Comunidad Autónoma y la evolución de esta demanda entre 2009 y 2010.

Evolución de la oferta y demanda de titulados universitarios
Al analizar las titulaciones universitarias, las principales categorías, según la naturaleza de su contenido y tipo de proyección laboral, son: técnicas, jurídico-sociales, científicas y de humanidades.
Las titulaciones de tipo jurídico-social son las que han incrementado el número de ofertas recibidas, concentrando el 32,4% de la demanda de empleo cualificado. Por su parte, las titulaciones técnicas continúan ofreciendo una mayor demanda de empleo cualificado, mostrando sin embargo un importante descenso respecto a un año antes, del 44,6% al 42,4%.
Esta reducción del número de ofertas en especialidades técnicas es una consecuencia directa del descenso continuado de las titulaciones afines al sector construcción, que ha favorecido la demanda de aquellas pertenecientes a las ramas científicas, jurídicas y de humanidades, estas últimas en menor medida.
Las titulaciones científico-sanitarias han aumentado ligeramente su protagonismo en la
oferta de empleo para titulados, pasando del 19,5% de la demanda en 2009, al 20,6% en
2010. En el último año, las titulaciones de humanidades se han estabilizado en torno al
4,7%, un porcentaje muy similar al obtenido en 2009.

Grado de empleabilidad
El grado de empleabilidad permite establecer tres grandes categorías de titulaciones al
considerar el conjunto de la oferta:
- Titulaciones de empleabilidad alta: Caracterizadas por una alta presencia en la
oferta y un volumen bajo de titulaciones. En este grupo se localizan la mayor parte de
las ingenierías generalistas y, en menor medida, las algunas afines al sector de la
construcción, como Ingeniero de Caminos, aunque están en caída libre desde el año
2006.
- Titulaciones de empleabilidad media: Cuentan con un porcentaje de titulados
moderado y una demanda media en el mercado laboral. Dentro de este grupo
destacan algunas titulaciones del ámbito científico-sanitario como Medicina o
Farmacia y las ingenierías relacionadas con las TIC´s (Informática y
Telecomunicaciones).
- Titulaciones de baja empleabilidad: Son carreras cuyo porcentaje de titulados es
muy superior a su demanda en el mercado laboral. Entre ellas se encuentran las
titulaciones de humanidades y algunas de carácter jurídico-social como Ciencias
Empresariales, Derecho o Periodismo. También forman parte de este grupo
titulaciones sanitarias que cuentan con un elevado número de titulados como son
Biología, Química o Enfermería.

Titulaciones técnicas
La categoría técnica engloba a su vez tres tipos de titulaciones: las ingenierías generalistas relacionadas con el ámbito industrial (como es el caso del Ingeniero Técnico e Ingeniero Industrial, que conforman el 25% de la oferta dirigida a titulados universitarios); las ingenierías especializadas afines al sector construcción, como Arquitecto (que desaparece de las veinte primeras posiciones del ránking por titulaciones), Arquitecto Técnico, Ingeniero de Caminos eIngeniero Técnico de Obras Públicas, y, en tercer lugar, aquellas vinculadas al ámbito de las tecnologías de la información, como las Ingenierías de Telecomunicaciones o Informática,
tanto técnica como superior.
De forma general, las ofertas de empleo que requieren candidatos con titulaciones técnicas han vuelto a descender en 2010, pero de forma más moderada que en el periodo anterior. Así,en un año han pasado de representar el 44,6% al 42,4% del total de la oferta para titulados, algo más de dos puntos porcentuales.

Esta caída en el número de ofertas es una consecuencia directa del descenso continuado de
las titulaciones afines al sector de la construcción, que representan un 7,5% de las ofertas para ingenieros, unido al difícil año que ha vivido el sector industrial, que ha sufrido una importante caída, aunque siga representando el 25,14% de la oferta.
Los únicos que han conseguido mantener o aumentar su participación en la oferta de empleo
durante 2010 han sido los ingenieros vinculados al ámbito de las TICs, que representan el
9,8% de la oferta dirigida a esta categoría de titulaciones técnicas. Especialmente positivo ha sido el aumento en la demanda de Ingenieros de Telecomunicaciones e Ingenieros Informáticos.
Titulaciones jurídico-sociales
Estas titulaciones han visto incrementarse el número de ofertas que reciben, concentrando el 32,4% de la demanda de empleo para titulados en 2010, una cantidad dos puntos por encima de la registrada en 2009. Este crecimiento se debe fundamentalmente al incremento de la demanda de titulados en Derecho y en otras ramas como Relaciones Laborales o Sociología.
Las titulaciones afines al área de economía y empresa han vuelto a reducirse por quinto año consecutivo, a pesar de que todavía suponen un 20,8% de las ofertas que demandan titulados en esta área.
Titulaciones científico-sanitarias
La categoría de ciencias ha aumentado ligeramente su contribución a la oferta de empleo para titulados, pasando de suponer el 19,5% de la demanda al 20,6% en 2010.
Este aumento se ha debido, en parte, a la mejora experimentada por las titulaciones científicas como Biología, Matemáticas o Bioquímica, que han aumentado su contribución a la oferta de empleo en más de un punto porcentual.
En cuanto a las carreras de la rama sanitaria, merecen especial atención las especialidades en Medicina y Enfermería que, juntas, conforman el 7,2% de la oferta total dirigida a titulados en el área científico-sanitaria.

Titulaciones de Humanidades
La oferta de empleo en la categoría de Humanidades se ha estabilizado en torno al 4,7%,
siendo las carreras más demandadas Filología Inglesa, que reúne un 0,43% de las ofertas,
Traducción e Interpretación, con un 0,35%, y Bellas Artes, que suma el 0,29% de las ofertas.
El resto de las titulaciones relacionadas con el área de Humanidades se han repartido un 4,7% de las ofertas.

Vocación VS salidas profesionales
¿Qué quiero ser de mayor? ¿En qué me quiero convertir? No todos los estudiantes que
acaban de terminar sus exámenes de selectividad y están a punto de tomar esta decisión lo
tienen claro. Algunos, desde pequeños ya sabían lo que iban a ser de mayor. Otros en cambio no. De hecho, casi cuatro de cada diez estudiantes no saben qué estudiarán a tres meses de realizar la prescripción en la universidad1.
En muchos casos, se tratará de la primera decisión de trascendencia que se tome en plena
transición de la adolescencia a la madurez y por ello debe de ser tomada de forma personal, aunque no por ello son importantes los consejos que puedan llegar del exterior.
Realizar una decisión efectiva no es fácil y son muchos factores que se deben tener en
cuenta. Dos de los que en ocasiones plantean el mayor dilema es la vocación y las salidas
profesionales. Sin vocación, es difícil realizarse en el trabajo toda una vida, y sin salidas profesionales lo que es difícil es encontrar un trabajo.
Por eso, desde Adecco Professional se aconseja intentar combinar ambos factores,
convirtiéndose la especialización profesional en la clave. Si alguien tiene vocación de estudiar una carrera que no se encuentra en el ránking de las más demandas por el mercado laboral, especializarse en un campo muy concreto que esté relacionado con las tendencias más actuales del mercado, puede permitirte satisfacer ambas pretensiones, dedicarte a tu vocación y poder ponerla en práctica trabajando.
No obstante, como en toda toma de decisiones la información es imprescindible. Conocer la
oferta y demanda de las carreras universitarias puede ayudar ante un dilema entre varias
titulaciones. El gráfico adjunto muestra la diferencia que existe entre la oferta de empleo de cada carrera en comparación con el número de titulados que se gradúan cada año en launiversidad.
En esta tabla se aprecia cómo existen, incluso entre las carreras universitarias más demandaspor el mercado, excedente o déficit de titulados en esos estudios. Entre el ránking analizadoanteriormente, seis carreras presentan déficit de titulados para cubrir las ofertas de empleo que demanda el mercado laboral: las Ingenierías de Industriales, Informática yCaminos, Medicina y Económicas.
Por el contrario, dos titulaciones presentan un exceso en el número de titulados con
respecto a la oferta de empleo, a pesar de figurar en el ránking de las carreras más
demandas. Éste es el caso de Derecho, en la que el número de titulados casi triplica el
número de ofertas, y Ciencias Empresariales.

¿Cómo elegir bien el futuro profesional?
Si no tienes clara tu vocación o te debates entre lo que te gusta y lo que más salidas
profesionales tiene, Adecco Professional te ofrece 10 consejos para ayudarte a elegir tu futuro profesional:
1. Descúbrete a ti mismo. Si no tienes clara tu identidad profesional, haz un ejercicio
profundo de reflexión sobre tus capacidades y habilidades. ¿Qué es lo que se te da
bien? ¿Eres bueno en los números, en idiomas, en el análisis y redacción de
textos,…? Conocer tus fortalezas y debilidades será fundamental a la hora de
descubrir tu inclinación o vocación profesional.
2. Infórmate. Conoce las ofertas de las titulaciones universitarias, sus asignaturas
obligatorias y optativas, las especialidades, los practicum, las posibilidades de estudiar
en el extranjero, las universidades donde se ofertan, los recursos de los centros, la
duración de los estudios, el coste económico, …
3. Conoce el mercado laboral. Cuáles son las carreras con más salidas profesionales,
qué especialidades son las más demandadas, aquellas titulaciones en las que más
estudiantes hay, en las que menos, las remuneraciones, etc.
4. Conjuga todos los intereses. Una vez descubiertos tus intereses personales y las
realidades del mercado, trata de conjugarlos. Busca esas carreras que más te
interesen porque se adapten a tus habilidades y gusto, y en las que sientas que vas a
poder desarrollar tu potencial en el mercado laboral, tus motivaciones, las funciones
que más te atraigan, …
5. Apóyate en profesionales. Si aún así no tienes clara tu futuro profesional, busca el
asesoramiento de profesores, acude a las ferias sobre orientación profesional, habla
con profesionales de aquellas titulaciones que más te llamen la atención para conocer
una visión desde la experiencia y realidad del mundo laboral en esas áreas.
6. Decide tú. En ocasiones factores externos pueden presionarte hacia una opción y
otra, pero la decisión vocacional es personal. Por supuesto, escucha los consejos de
tu entorno, pero nadie puede tomar la decisión por ti.
7. Diferentes vocaciones. No tiene porque existir una única vocación profesional, en
ocasiones, existe una orientación hacia ciertas profesiones en las que tus gustos,
habilidades, motivaciones pueden ser desarrollados, y que además sean demandadas
por la sociedad y el mercado laboral. Descúbrelas.
8. La especialización de tu vocación. Si aún así, la carrera universitaria que deseas
estudiar no se encuentra entre las más demandas por el mercado laboral, analiza qué
campo o área está relacionado con las tendencias más actuales del mercado y
especialízate en él. En la especialización puede estar la clave de tu empleabilidad.
9. Si no lo hay en tu ciudad, muévete. Las notas de corte del examen de selectividad
son decisivas para poder entrar la carrera deseada y en el centro deseado. Una
décima puede dejarte fuera de donde tú deseas, pero no ha de hacerte abandonar tu
vocación. Abre el abanico de posibilidades: cada universidad y cada ciudad presenta
unas notas de corte diferentes, que te pueden abrir la puerta para poder estudiar la
carrera/s que deseas.
10. Realización personal. La decisión que tomes marcará el destino de tu persona, pues
el trabajo no sólo es un mero medio de subsistencia, sino también un instrumento de
realización personal y vínculo social. ¡Suerte en tu toma de decisión!

Fuente: Primer Empleo
 
Arriba