Ratas de túnel

Jinks

V.I.P.


Durante la guerra de Vietnam, los tunnel rats (ratas de túnel) fueron el cuerpo especializado del ejército norteamericano encargado de explorar, limpiar y destruir las redes de túneles usadas por la guerrila del Vietcong.También tuvieron unidades similares australianos y neozelandeses.


Los túneles

Estos túneles eran desde simples escondrijos a complejas redes subterráneas como la fortaleza de Cu Chi, con 250 kilómetros de túnel uniendo la frontera de Camboya con la periferia de Saigón y que podía albergar hasta 10.000 personas. Aquí disponían de techos apuntalados, almacenes, polvorines, salas de estar, dormitorios e incluso algunos enfermerías, hospitales y puestos de mando. Desde este sitio se planeó y dirigió la ofensiva del Tet.



Curiosamente la 25ª división de infantería estableció su base justo encima de esta red de túneles, sufrieron sabotajes desmoralizadores durante un tiempo (no sabían de dónde venían) hasta que temiendo ser descubiertos los guerrilleros se retiraron a los túneles periféricos al campamento. Nunca fueron descubiertos.

El uso de túneles empezó a ser usado en la guerra contra los franceses, en principio como refugio para los civiles y almacenaje para armamento. Luego se expandió rápidamente con la llegada de los norteamericanos. En este tiempo alcanzaron su máxima complejidad.

Eran construidos de forma totalmente artesanal, con herramientas de agricultura y usando arcilla como hormigón. Se construían en varios niveles estancos, con recodos inundables, para evitar la acción de los gases o túneles falsos, donde era fácil perderse. Se camuflaban los pasillos interiores con trampillas difícilmente detectables y, con el tiempo, habilitaban múltiples trampas, como minas, trampas explosivas, punjis (bambú afilado untado de excrementos) o escorpiones y arañas venenosas.

Las entradas y los pasillos eran muy angostos, habitualmente 80x80, aptos para que los vietnamitas pudieran avanzar en cuclillas, mientras los mucho más altos occidentales debían arrastrarse por ellos.

Aun estando habituados, para los vietnamitas la vida en los túneles era extraordinariamente dura. Hacinamiento, calor, humedad, arañas, hormigas, malaria, avitaminosis, alimentos en mal estado...

Los tunnel rats

Los estadounidenses se dieron cuenta tarde de la importancia y la magnitud de esta red de túneles. Fue a partir de la "Operación Crimp", en enero de 1966 cuando se percataron de ello. Las primeras acciones fueron intentar destruirlos con explosivos, o quemando gas de acetileno. Se usaron explosivos convencionales, explosivos de carga hueca o introducir explosivo líquido a través de tubos de gran longitud. Agentes químicos y aerosoles. También se usaron bulldozers e, incluso arados. Pero era ineficaz. De noche volvían a construir lo destruído. También se usaron perros para encontrar a los guerrilleros pero éstos caían con facilidad en las trampas explosivas. Los soldados que entraban en los tuneles salían rápidos y aterrados... o no salían.








Los mandos llegaron a la conclusión de que había que meter hombres en los túneles, tanto para acabar con el enemigo, como para encontrar mapas y documentos valiosos. Y decidieron crear grupos especiales: los tunnel rats.

Debían ser soldados con características especiales: en lo físico, pequeños y ágiles (muchos fueron de origen hispanoamericano); en lo mental, de gran arrojo, sangre fría e inquisitivos: capaces de distinguir una trampa explosiva y de enfrentarse a cuchilladas con un enemigo en un túnel estrecho y oscuro.

Cuando la infantería descubría un túnel, un helicóptero transportaba allí a los "ratas". Su equipo era simple: linterna de codo, cuchillo reglamentario y pistola: la automática Colt 1911 de calibre 45, o un revólver S&W del 38, a menudo provisto de silenciador, para no quedarse sordo tras la detonación en el túnel. A veces se comunicaban por cable con la superficie, pero solían ser reacios a ello para poder mantener sus sentidos alerta allí abajo. también iban equipados en ocasiones con máscaras antigás y cargados de explosivos.



A veces apoyados por ex guerrilleros del Vietcong (los Scouts de Kit Carson) que ayudaban a confundir al enemigo, se metían en aquellos estrechos túneles oscuros durante horas, muchas veces pasando entre cadáveres en descomposición (el Vietcong los escondía para que el enemigo no contara sus bajas) evitando trampas y expuestos a un ataque inesperado. Era habitual que salieran con los nervios rotos, gimoteando e incapaces de volver a un túnel.



Hoy en día el complejo de túneles de Cu Chi se ha conservado en parte en forma de museo de la guerra, y se ha acondicionado para ser visitado por los turistas que incluso, por unos pocos dólares pueden pegar unos tiros con un AK47.



En 1965 el ejército de los EE.UU.
era tan poderoso que podía
vencer a cualquier ejército
sobre la faz de la tierra.
Pero no bajo ella.



[video=youtube;Q6ZbPqvfvBI]http://www.youtube.com/watch?v=Q6ZbPqvfvBI&feature=player_embedded[/video]

Saludos, Jinks.

Bibliografía:

Wikipedia
Guerradevietnamforos
elgrancapitan.org
comandoasaltotiger
youtube



 

Tidwell

V.I.P.
Apúntate un 10 minino, me fascinan estos temas... :icon_bigsmile::icon_bigsmile::icon_bigsmile:
 
Arriba