La realidad aumentada llega a los cascos de moto

summerlove

Miembro Experto
La realidad aumentada llega a los cascos de moto

  • Skully AR-1 incorpora una cámara trasera y es capaz de mostrar sus imágenes, junto a indicaciones GPS y notificaciones del teléfono móvil, directamente sobre la visión del motorista

13 agosto 201418:44

Un grupo de emprendedores estadounidenses está a punto de lanzar un casco de moto que incorpora tecnología de realidad aumentada. Su visor, además de cortar el viento, mostrará al conductor las imágenes de una cámara trasera, le dará indicaciones de su ruta y le transmitirá las notificaciones del teléfono móvil. Como plataforma de lanzamiento han elegido el ‘crowdfunding’ y, en poco más de 48 horas, han recaudado más de un millón de dólares.

Skully es un proyecto nacido, hace apenas un año, de la imaginación de los hermanos Marcus y Mitchell Weller. Buscaron un producto con las características del suyo y, al no encontrarlo, decidieron crearlo. Ahora esperan entregar la primera tanda de producción a mediados del año que viene. De momento, más de 460 personas han pagado los 1.400 dólares –1.050 euros– que les hace candidatos a recibir uno.


El casco incorpora una tecnología denominada H.U.D. (Head-Up Display) que tiene su origen en los aviones de combate. Esta permite proyectar información relevante directamente sobre la visión del usuario, y le evita apartar la vista de lo importante mientras pilota. En el caso de Skully, el visor incorpora una pantalla en el lado inferior derecho donde se muestran las imágenes de una cámara trasera –lo que evita los ángulos muertos de los retrovisores– y donde se proyectan las indicaciones del navegador GPS. También, aseguran sus creadores, puede conectarse con el teléfono móvil y mostrar las notificaciones.


Audio

Otra de las tecnologías que incorpora el casco Skully es un visor E-Tint, que lo oscurece o aclara según las condiciones de luz ambientales. Esto ayuda, según sus creadores, a que la visión de la pantalla de realidad aumentada sea óptima en cualquier circunstancia de conducción. También incluye un sistema de audio que permite al usuario recibir indicaciones auditivas de la ruta a seguir, escuchar música o responder llamadas de teléfono mientras conduce su moto.

La electrónica del casco Skully tiene una contrapartida: necesita energía. Según sus creadores, la batería incorporada permite funcionar a pleno rendimiento durante nueve horas. «Recargar la batería es sencillo, y se puede hacer mediante un cable micro-USB estándar», afirman.

Los creadores del casco aseguran que ya han hecho pruebas de funcionamiento en carretera, y que han superado las pruebas de calidad necesarias para ser comercializado. «La investigación académica ha mostrado que los HUD, si se implementan adecuadamente, mejoran la seguridad de los conductores», explican. «Hemos probado el Skully AR-1 en carretera de forma intensiva, y seguiremos haciéndolo para asegurarnos de que cumplimos con los máximos estándares de calidad, seguridad y funcionalidad».

Fuente: IDEAL
 
Arriba